¿Bebes con enfermedades en los ojos?

Les dejamos otras enfermedades que pueden padecer los bebes:
Ambliopía u ojo vago, ojo perezoso. La amblioplía supone la pérdida de la visión en un ojo aparentemente sano, que ocurre en los bebés y los niños si no hay un equilibrio entre los ojos. En estos casos, el niño puede inconscientemente usar un ojo más que el otro. El ojo opuesto, perderá la visión debido a la falta de uso. Un ojo vago puede aparecer cuando hay catarata, estrabismo (párpado caído). La ambliopía usualmente no tiene síntomas fáciles de detectar.

Ptosis o párpado caído. En algunos niños, el músculo que levanta el párpado superior falla en su desarrollo apropiado en uno o ambos ojos. Este músculo se debilita, lo cual causa que el párpado superior cuelgue, cubriendo la mitad del ojo. La ptosis algunas veces puede resultar en ambliopía.
Retinopatía de prematuros: en los bebés que nacen prematuramente, los vasos sanguíneos en el ojo que suplen la retina no están completamente desarrollados. Algunas veces estos vasos se desarrollan anormalmente y pueden dañar el interior del ojo. La retinopatía de prematuros puede ser detectada solamente durante un examen oftálmico durante las primeras semanas de vida, y si la enfermedad avanza, el ojo puede ser tratado para prevenir la ceguera.
Desatención visual. En ocasiones los bebés no comienzan a poner atención al estímulo visual hasta las 6 u 8 semanas de edad, y esto puede ser normal como dijimos al hablar de cuánto ve el recién nacido. Normalmente el sistema visual madura con el tiempo, pero si seguimos observando una visión desatenta en el bebé conforme avanzan las semanas podría ser un signo de enfermedad del ojo.
Es indispensable una atención inmediata en el nacimiento con un oftalmólogo y revisiones periódicas, sobre todo, si detectamos alguna anormalidad durante las primeras semanas de nacimientos y no está de más que los llevemos al oftalmólogo dos veces por año, mientras crecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.