El diagnóstico de la Uveítis y su tratamiento

Con el objetivo de diagnosticar el tipo de uveítis y, en los casos en que sea posible, su causa, el doctor revisará su historial médico y le hará preguntas sobre sus antecedentes en cuanto a salud general y ocular, que puedan estar relacionados con la uveítis.
Posteriormente, en cada visita se le revisará la visión y la presión intraocular. Se examinará el ojo por medio de una lámpara de hendidura y se le dilatarán las pupilas mediante un colirio para facilitar el examen del fondo del ojo.
Puede que se requiera la realización de pruebas adicionales como una OCT (tomografía de coherencia óptica), una prueba de campo visual o una angiografía de retina, con el objetivo de evaluar posibles complicaciones provocadas por la inflamación, como pueden ser cataratas, glaucoma o edema retiniano.
Además, puede ser necesaria la realización de análisis de sangre y/o radiografías para ayudar a detectar la causa de la uveítis.
El tratamiento dependerá del tipo de uveítis y de la gravedad de la inflamación.
En caso de que se considere que la uveítis deriva de una infección, se añadirán antibióticos o fármacos antivirales a su tratamiento.
La mayoría de las uveítis anteriores se tratan con colirios de corticosteroides, que se administraran de forma bastante frecuente al inicio y se irán reduciendo a medida que se observe una mejoría
También se administran colirios midriáticos para aliviar el dolor y evitar sinéquias del iris al cristalino, ya que dificultaría el examen del fondo del ojo y ayuda a reducir el riesgo de elevación de la presión intraocular. Estas gotas causan borrosidad temporal de la visión y sensibilidad a la luz.
Cuando la inflamación afecte al humor vítreo, la coroides o la retina, puede ser necesario el uso de corticosteroides por vía oral, en comprimidos o inyecciones alrededor del ojo y/o dentro del globo ocular.
En el caso de que los corticosteroides no puedan controlar por sí solos la inflamación, o se produzcan efectos secundarios adversos se añadirán fármacos inmunosupresores.
Acude regularmente al oftalmólogo.
Información de https://bit.ly/2CMvTWx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.