Accidentes más comunes con los lentes

Adquirir tus lentes es muy importante, lamentablemente, una vez que los tenemos, no siempre le damos el cuidado que deberíamos. Como consecuencia, estos se quiebran, se rompen o rayan sus cristales.
Lentes rotos
Seguro te ha sucedido que despiertas una mañana y al sacar los lentes del estuche los abres para ponértelos y ¡PUM! se rompieron, justo en el puente sobre la nariz. Este tipo de daños es irreparable y afectará tu salud visual, sin mencionar que también resta a la estética de tu imagen.
Un tornillo perdido
Suele suceder que se te ha caído el tornillo que sostiene las varillas de los lentes, y como si fuera poco, también lo pierdes. Comúnmente este tipo de accidentes suele suceder cuando el uso que le damos a estos soportes llega a tornarse hasta cierto punto, algo tosco y descuidado, haciendo que la montura ceda ante este tipo de tratos.
Rayaduras en tus cristales
No por ser el último de los accidentes en ser mencionados es el menos importante, todo lo contrario, nuestros cristales son la pieza fundamental que acompaña la montura y nuestra salud visual. Por eso, debemos implementar, el mayor cuidado bajo el cual podamos mantenerlos.
Para evitar estos accidentes, te sugerimos lo siguiente:
·         Un estuche resistente y acolchado protegerá tus lentes perfectamente. Recuerda ponerlos siempre ahí, en vez de guardarlo en tu bolsillo sin ninguna protección.
·         Evita colocar tus lentes sobre tu cabeza después de usarlos. Esto evitará el deterioro de los tornillos que unen las varillas.
·         Debes reconocer también que muchas de las veces se puede llegar a ser descuidado con el lugar donde se dejan los lentes, hábito que debemos trabajar todos los días.
No olvides acudir al Oftalmólogo para tener mantener la graduación adecuada y lo más estable posible. En Aris Vision, podemos atenderte…
Con información de… https://bit.ly/2hMZc4j

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.