¿Por qué podemos ver mejor con luz que sin ella?

Continuación…

La explicación física

Gracias a los conos y bastones hemos podido explicar por qué perdemos la noción del color en la oscuridad, pero aún nos queda explicar por qué se vuelve todo más desenfocado. En este caso el desenfoque es un efecto puramente físico. El encargado de enfocar los objetos es el cristalino, pero este funciona exactamente igual (de bien o de mal) en la oscuridad por lo que no es el causante de que vemos más borroso todo. Por curioso que parezca la responsable de este desenfoque es la pupila.

Cuanto más grande sea la pupila, más luz podrá entrar, pero más borrosas serán las imágenes. En contraposición, al cerrarse permite el paso de menos fotones, pero aumenta la definición de las imágenes. ¿Por qué? La explicación es lo que se conoce como resolución óptica. Cuanto más pequeño es la pupila a través del que miramos, más enfocado estará lo que vemos. Esto funciona porque limitamos el número de direcciones que puede tener la luz que recibimos, como podemos ver en la imagen. Es decir, un punto de un objeto solo crea un punto de imagen en la retina pues su luz solo puede llegarnos en una dirección. El problema es que este bloqueo de luz hace que vemos más oscuro todo, lo cual no es problema en un día soleado, pero sí en una habitación a oscuras.
Prueba hacer un agujero muy pequeño con los dedos y mira a través de él, verás todo enfocado, aunque te pongas lentes o te los quites. Este truco lo utilizan los oftalmólogos cuando no vemos bien, para comprobar que el daño está en el cristalino y no en la retina, ya que con una retina sana siempre veremos la imagen enfocada a través de agujeros lo suficientemente pequeños.
Información de… https://bit.ly/2Gw7HvG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.