Hábitos que perjudican la salud de tus Ojos

Muchos de los problemas visuales tienen un importante componente genético pero las malas costumbres y hábitos dañan la vista e incluso pueden provocar un envejecimiento prematuro de los ojos.
Para cuidar la salud de nuestros ojos es importante seguir hábitos de vida saludables como llevar una alimentación equilibrada, no fumar, beber con moderación y hacer ejercicio con regularidad. Estas rutinas ayudan a prevenir patologías que pueden provocar enfermedades oculares.
Además, es importante no descuidar las revisiones periódicas, ya que permiten detectar y tratar lo antes posible cualquier alteración visual.

Malos hábitos que afectan a nuestra visión:
       Tabaco: Aunque la mayoría de la población lo ignore, el tabaco puede afectar a la visión y es que varios estudios lo han asociado con enfermedades oculares como las cataratas, el glaucoma o la retinopatía diabética. Afecta al ojo externamente debido a la acción directa que ejercen las substancias tóxicas del humo. Además es uno de los factores ambientales que se ha relacionado con la Degeneración Macular Asociada a la Edad.
       Alcohol: Un consumo excesivo puede causar daños importantes en la visión. Investigaciones recientes señalan que la retina es capaz de metabolizar el alcohol. Puede afectar al epitelio pigmentario de la retina y a los fotoreceptores, y por lo tanto, a la capacidad visual. Si juntamos el consumo de tabaco y el alcohol, puede aparecer una afección del nervio óptica y la aparición de un cuadro conocido como neuropatía alcohólico tabáquica, que puede llevar a la ceguera.
       Mala alimentación: Comer de manera desequilibrada, ingerir alimentos altos en grasas, tomar exceso de azúcar o cocinar con mucha sal, puede provocar problemas serios de salud como la hipercolesterolemia, hipertensión o diabetes. Aunque una parte de estos trastornos tiene un componente genético, una buena alimentación puede ayudar a controlarlos y evitar que aparezcan. Estos problemas tienen una gran incidencia en nuestra salud visual y sobretodo, pueden afectar a la retina.
       El colesterol obstruye las arterias. Puede causar enfermedades cardiovasculares y acumularse en los vasos sanguínios de los ojos provocando una disminución de la oxigenación de los tejidos oculares.
       La hipertensión es uno de los factores de riesgo que más se ha relacionado con la aparición de trombosis venosas retinianas.
       La diabetes es otro de los factores que más perjudican la retina ya que el exceso de azúcar multiplica por 10 el riesgo de ceguera, por eso, es tan importante que la gente que sufre esta enfermedad lleve un buen control glucémico y que se haga revisiones del fondo del ojo periódicas.
Información de… https://bit.ly/2KbxuIG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.