¡Descubre cual de tus dos OJOS es el que domina!

Quizás no lo sabias, pero todos los humanos tenemos un ojo que predomina sobre el otro, el ojo dominante siempre contara con una agudeza visual mayor al del otro ojo. Descubre cual de tus dos ojos es el superior.

ojo dominante

Estudios realizados por expertos conciertan que a la edad de los 3 años que lo más común entre los infantes es que ensayen o experimenten con uno y otro lado de su cuerpo. Es a partir de esta edad que la mano con la que tome las cosas o el pie con el que golpee una pelota va determinar si el niño será una persona diestra o pertenecerá a la mínima población de personas zurdas. Lo mas normal al intentar ubicar esta distinción de diestro o zurdo es que solo se preste atención a extremidades superiores como los brazos o extremidades inferiores como son las piernas, esto por ser las partes mas evidentes para poder apreciar estas cualidades.

No obstante, nuestro organismo exhibe una serie de asimetrías que no son tan conocidas; El termino que reciben es el de lateralidad y esto no es mas que la preferencia que manifestamos los humanos sobre un lado de nuestro cuerpo. Este tipo de acción es visible en el acto de que uno de nuestros lados siempre prevalecerá sobre el lado contrario, al momento de realizar nuestras actividades en las que requerimos de fuerza o una habilidad mayor.

Hay que mencionar que no siempre somos diestros o zurdos en una totalidad. Comprobación de ello es que sin importa la gran congruencia entre mano y pie, también hay órganos que entran en la ya mencionada lateralidad como son oídos u OJOS.

Ojo dominante
Aquí tienes un sencillo experimento con el que podrás descubrir cual de tus dos ojos es el que domina. Debes de estar con una postura lo más relajada posible y tener la vista bien despejada. Proseguimos a centrar nuestra vista en un objeto en particular el cual debe estar colocado a tres o cuatros metros de nosotros, en seguida señala el objeto o punto marcado con tu brazo extendido.
Con ambos ojos bien abiertos y nuestro dedo señalando el objetivo, llega el tiempo de saber cuál ojo es el que manda sobre el cerebro. Primero deveras guiñar un ojo y después hacerlo similar con el otro ojo, en uno de los dos guiños se notará que sin mover el brazo o el dedo, ya no señalamos al mismo punto que antes, esto se debe a que el campo visual se desplaza. A pesar de esto con el otro ojo (el ojo que es dominante) se mantiene la misma visión que sin cerrar ninguno de nuestros ojos.

Estés experimento se puede realizar las veces que se quiera, pero el resultado siempre será el mismo, de la misma manera que la gente no puede escribir con la mano que menos se domina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.